La oficina perdurará cuando la pandemia termine

En las semanas y meses transcurridos desde que, por las restricciones de la pandemia, cerraron oficinas y negocios, muchos han asegurado que el trabajo a distancia es el futuro. Incluso algunos líderes empresariales, como el CEO de Shopify, Tobi Lutke, han sugerido que las oficinas estaban desactualizadas y eran innecesarias, mientras que otras, como Facebook, Twitter y Groupe PSA, están cambiando para adoptar un entorno de trabajo híbrido: casa y oficina.

Muchos empleados han aplaudido  el alivio de evitar los largos desplazamientos y han acogido con satisfacción el aumento de la productividad al no tener que desplazarse en un coche, autobús o tren.

Pero eso no significa que la vida de oficina como la conocíamos se haya ido para siempre. Si bien la tecnología permitió a las empresas trasladar rápidamente a decenas de millones de empleados al trabajo remoto, nuestra experiencia compartida de este año nos ha enseñado que aún existen inconvenientes en depender por completo de una fuerza laboral remota.

A medida que este experimento de trabajo remoto global llega a su octavo mes, se vuelve más evidente que la oficina perdurará. Pero también debe continuar evolucionando hacia un modelo de trabajo híbrido que brinde más flexibilidad, tanto en la oficina como fuera de ella.

Los primeros indicios de esta tendencia los descubrimos en mayo, cuando Xerox realizó su primera encuesta llamada El Futuro del Trabajo. Al hablar con los responsables de la toma de decisiones en TI de organizaciones del sector público y privado, en cinco países, se comentó que en un punto ya estaban planificando el eventual regreso a la oficina. De hecho, a pesar de tener una mayor confianza en el trabajo remoto, el 82% de los responsables de la toma de decisiones empresariales encuestados esperan volver a la oficina en un plazo promedio de 12 a 18 meses. Esas señales solo se han fortalecido en las últimas semanas a medida que algunas empresas, como Facebook, por ejemplo, han decidido trabajar con algunos empleados en oficina y otros en casa.

Y no son sólo los líderes de negocios los que quieren volver a la oficina. Cada vez más, los empleados están perdiendo la conexión con sus colegas y la capacidad de salir del trabajo cuando están en casa.

Esta situación ha sido especialmente difícil para los padres que gestionan el trabajo remoto mientras ayudan a sus hijos a aprender a través de la escuela en línea. Un estudio reciente de Microsoft, por ejemplo, mostró que las ondas cerebrales asociadas con el estrés y el exceso de trabajo eran más altas para quienes asistían a las reuniones de forma remota. Notó una “fatiga de concentración” sustancial a medida que las personas luchaban por permanecer pegadas a sus pantallas y entender correctamente lo que sucedía.

En la oficina, la resolución de problemas alrededor de una mesa, los encuentros informales en la sala de descanso e incluso las difíciles conversaciones cara a cara nos enseñan cómo superar los conflictos, a entender los matices de las personas con las que trabajamos y a abrirnos a los demás. La conexión personal es una característica, no un error del entorno de la oficina. Y no hay un sustituto virtual para ello. De los líderes de TI que encuestamos, el 95% estuvo de acuerdo, indicando que la comunicación en persona y cara a cara es crítica tanto para el desarrollo personal como para evaluar y entrevistar a los empleados potenciales.

Las compañías sólo sobrevivirán y prosperarán si se mantienen al día con la velocidad del cambio, sin dejar de lado la conexión en persona. A lo largo de mis 30 años de carrera, siempre he emprendido iniciativas que implican un cambio significativo al reunir a todos los líderes de proyectos en un solo lugar. La comunicación en persona, la visión y la aceptación del cambio son fundamentales para el éxito de los negocios.

Si la pandemia ha tenido algún papel positivo, ha revelado áreas en las que las empresas deben invertir para aumentar la colaboración, automatizar los flujos de trabajo y liberar a los seres humanos para trabajar en desafíos de mayor calidad.

He vuelto a la oficina varios días a la semana desde julio, al igual que muchos de nuestros líderes senior en Xerox. En general, alrededor del 80% de nuestras instalaciones están abiertas y alrededor del 50% de nuestros empleados están de vuelta en la oficina.

Muchos de los colaboradores han adoptado un enfoque híbrido que les hace dividir su tiempo entre la casa y la oficina. Esto también ha creado algunos desafíos para asegurar que la gente pueda moverse con fluidez de la oficina a la casa sin inconvenientes tecnológicos.

Sabemos que un entorno profesional híbrido puede funcionar sin problemas, especialmente cuando se dispone de la tecnología adecuada, principalmente con soluciones basadas en la nube para la comunicación, la colaboración y la tecnología de la información remota.

La nube es la elección lógica para permitir la fluidez del “trabajo desde cualquier lugar”, conectando equipos, mejorando la velocidad y la capacidad de trabajar juntos. Cuando unimos la nube con la digitalización y la automatización de procesos, los empleados serán más libres para centrarse en un trabajo más estratégico, creativo y, en última instancia, de alto impacto, sin importar dónde se encuentren.

Después de los últimos meses, hay un punto de vista más equilibrado sobre el lugar de trabajo híbrido. Los líderes ejecutivos que no habían trabajado desde casa, ahora lo han vivido personalmente durante meses.

Saben que es posible ser productivo cuando se trabaja a distancia pero han visto los inconvenientes, especialmente para los equipos que están en modo de crecimiento o transformación.

Hemos aprendido mucho este año sobre cómo flexibilizar y prosperar en tiempos de incertidumbre. El nuevo entorno de trabajo combinará lo mejor de ambos mundos.

Este artículo fue publicado originalmente en CNN Business y expresa la opinión de Steve Bandrowczak, Presidente y Jefe de operaciones de Xerox Corporation.

Artículos relacionados

Recibir Actualizaciones

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para ver cómo protegemos sus datos personales, consulte nuestra Política de privacidad.