Consumibles, ¿Cuáles elegir para proteger tu bolsillo y al medio ambiente?

A consecuencia de la emergencia sanitaria, varias industrias como la automotriz y la tecnológica se han visto afectadas. Algunas empresas fabricantes de consumibles de impresión han optado por prescindir de chips que incorporan habitualmente en sus cartuchos, lo cual afecta ciertas funciones como la capacidad de detectar los niveles de tóner. En Xerox no los dejamos de utilizar, reafirmamos nuestro compromiso de entregar productos con la máxima calidad y con todas las prestaciones que se le ofreció al cliente desde su compra.

Compra siempre productos originales, de las marcas que te ofrezcan calidad y valor agregado.

Al momento de comprar consumibles pueden surgir muchas dudas por la variedad que existe en el mercado. Anteriormente, en este blog hemos mencionado que el tóner es el alma de nuestros equipos, tanto Xerox como de otras marcas.

Tener conocimiento de los tipos de suministros permite realizar una compra más acertada. Si nos decidimos por un consumible inadecuado, arriesgamos la vida útil de nuestros equipos, rendimiento y calidad de la impresión; además de las consecuencias negativas para la salud y el medioambiente.

A continuación explicamos los tipos de consumibles que existen en el mercado para que sepas cuáles elegir y cuáles rechazar para no comprometerla calidad de tu trabajo:

Los que debes elegir:

  • Originales Xerox®: Fabricado por nosotros para nuestros equipos. No solo garantizan impresiones nítidas, sino que también están libres de defectos; hechos con los más altos estándares de calidad y sostenibilidad, incluso por encima de lo que pide la regulación mundial. Cuentan con certificados de calidad como el ISO 9001 y de producto seguro y sustentable como RoHS o el ISO 14001, entre otros.

Los que no debes elegir:

  • Remanufacturados o rellenados: Fabricantes alternativos utilizan cartuchos que han terminado su vida útil y rellenan el suministro vacío de toner. Pueden presentar problemas a corto o largo plazo, en otras palabras, en una impresión de baja calidad que se puede traducir en perdida de oportunidades de negocio.

 

  • Clones: Para crear estos cartuchos utilizan la carcasa de uno original junto con algunas otras partes manufacturadas para reemplazar las usadas, de ahí su nombre y pueden causar atascos y repercutir de forma irreversible con daños en los equipos. Además, los cartuchos pueden no ser reconocidos por el equipo lo cual imposibilitaría su uso. Es necesario tener un mayor cuidado, debido a la fuga de toner que pueden ocasionar estos cartuchos, lo que puede derivar en una pérdida de rendimiento y calidad en futuras impresiones.

 

  • Falsificados: Por último están los cartuchos falsificados, que son todos aquellos que engañando al usuario, y usando cajas falsificadas y piezas remanufacturadas, los ponen en el mercado como si fueran cartuchos manufacturados por la marca, y vendidos a un precio muy similar al original. Xerox te invita a que verifiques que tus consumibles no sean falsificado con sus tres métodos de autentificación.

Todo consumible no original puede causar problemas de salud por el uso de tintas con componentes tóxicos, así como otorgar una deficiente calidad en la impresión con áreas borrosas, imágenes con manchas, poco brillo, tonos de colores no deseados e inclusive mal olor, lo que podría generar pérdidas a tu negocio.

Sabemos lo fácil que resulta la compra de suministros no originales por su bajo precio. No obstante representan un riesgo total.

En resumen, un cartucho clon o remanufacturado no ayuda a ahorrar dinero pues la mala calidad de la impresión repercute en la productividad de los colaboradores. Por si fuera poco, resulta más contaminante y dañino para la salud.

Artículos relacionados

Recibir Actualizaciones

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Para ver cómo protegemos sus datos personales, consulte nuestra Política de privacidad.