Cómo comenzar a ser una empresa sustentable en cuatro fases

Cuando decimos que Xerox es una empresa sustentable, nos referimos a que a nivel global hemos implementado acciones que nos han llevado a mejorar procesos para cuidar y preservar nuestro planeta, ayudar a acrecentar la cultura de ciudadanía global y preservar el medio ambiente.

Por poner algunos ejemplos, a nivel global desde 2012 hemos logrado: disminuir las emisiones de gases efecto invernadero en 28%, ahorrar 43% de agua y aumentar nuestra tasa de reciclaje a 99%, y muchas otras iniciativas que se derivan de la incorporación de nuevas tecnologías y mejora de procesos.

Nuestra experiencia nos ha permitido detectar ciertas tendencias que hacen a una empresa sustentable a su escala sin importar si es pequeña, mediana o grande, los enlistamos a continuación en orden secuencial:

  • Priorizar los esfuerzos en función de los gastos. Es importante analizar todos los gastos para detectar si tienen efectos o esfuerzos asociados, en el caso de la electricidad, por ejemplo, sería detectar si hay un objetivo de reducción de emisiones de gases efectos invernadero, de energía o reducción de desperdicios, de esta forma los podemos tomar en cuanta con base en los gastos fijos y crear un presupuesto para llevarlos a cabo.

 

  • Detectar cómo ahorrar en gastos innecesarios. Tal vez parezca una obviedad pero esta es una acción que no debe tomarse a la ligera y puede detectar ganancias escondidas. En Xerox, cuando evaluamos los lugares de trabajo de nuestros clientes para la optimización de los servicios administrados de impresión, descubrimos que se puede llegar a desperdiciar mucho papel. La solución es simplemente cambiar a un dispositivo “todo en uno” dúplex que reduzca significativamente los costos de suministros y reciclaje por si solo.
  • Historias de éxito efecto espejo. ¿Para qué inventar el hilo negro? Este paso es tan sencillo como buscar en Google historias de compañías similares a la nuestra y conocer que prácticas están impulsando para ser sustentables, esto nos ayudará a darnos una idea de ahorrar energía, tiempo y recursos.
  • Replicar y comunicar. Una vez que se han implementado prácticas de sustentabilidad en las empresas y han sido exitosas, el paso final es compartir ahora nuestras historias de éxito con otras áreas y clientes para que se repliquen.

Una empresa sostenible no se construye en un día, requiere de planeación y esfuerzo, comenzar con este esquema ayudará a tu empresa a ahorrar y crecer de forma sustentable y, tal vez, en algún momento ser reconocida como socialmente responsable, ya que es una carrera que tiene fecha de inicio, pero nunca de fin.

Artículos relacionados

Recibir Actualizaciones

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Para ver cómo protegemos sus datos personales, consulte nuestra Política de privacidad.