Rescatamos la memoria de los libros gracias a la impresión

Por Ana Regina Álvarez, Especialista de producto en Xerox Mexicana

Desde que se inventó la imprenta en el año 1440, uno de sus principales fines fue promover la libertad de expresión, preservar las ideas y la memoria a través del papel, con el paso del tiempo y conforme han emergido nuevas tecnologías, ésta ha evolucionado y ha adquirido otro significado para los negocios y las personas.

Sin embargo, en Xerox nos gusta y nos satisface celebrar nuestros inicios, los cuales nos han hecho crecer y ser exitosos, por esta razón en este artículo queremos hablar sobre los orígenes de la impresión, desde un punto de vista ideológico en la preservación de la memoria humana.

Algunas semanas atrás, tuvimos la oportunidad de conocer a Gabriela Halac y a Tomás Alzogaray, artistas argentinos que nos invitaron a reflexionar sobre la importancia de los libros en la evolución de la historia y el papel que la impresión ha jugado no solamente para su creación, también para transformarlos, imaginar a través de ellos y resaltar que los libros impresos están vivos, esto a través del proyecto: “La Biblioteca Roja Mexicana” el cual se presentó en días recientes en el Museo Universitario del Chopo.

La Biblioteca Roja, nace a partir de libros enterrados por los padres de Tomás, Liliana Vanella y Dardo Alzogaray en el jardín de su casa en Córdoba, Argentina durante la dictadura militar, dichos libros estuvieron bajo tierra por más de cuarenta años, hasta el 2017 cuando Tomás, junto con Gabriela y un grupo de antropólogos forenses hicieron la exhumación para dar vida a este proyecto.

El desentierro de estos libros, resalta uno de los principales propósitos de la invención de la impresión: la libertad de expresión, estos textos tuvieron que ser escondidos por las ideas que proponían.

Hoy en día Tomás y Gabriela, continúan el rescate de textos ocultos para recrearlos y convertirlos en obras de arte, de este modo Xerox tuvo la oportunidad de apoyarlos a materializar el propósito con la solución Xerox VersaLink® C405, a través de la cual reinterpretaron textos e imágenes mediante su reimpresión y transformación en nuevas creaciones con nuevos significados.

Lo que más nos gustó de colaborar con el proyecto, fue la idea de volver a los orígenes de la impresión en el segmento editorial con una solución de oficina que no se creó para este propósito, fue una gran satisfacción haber redescubierto la impresión y darle nuevos usos a nuestros equipos para fomentar el arte y la cultura.

Artículos relacionados

Recibir Actualizaciones

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Para ver cómo protegemos sus datos personales, consulte nuestra Política de privacidad.