Cómo las pymes pueden aprovechar la automatización para una recuperación post pandemia exitosa

En vista de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) emplean a más de la mitad de la fuerza laboral estadounidense y representan cerca del 44 % de la actividad económica de EUA, son fundamentales para nuestra economía. Aunque es difícil precisar el porcentaje de empresas pequeñas que han cerrado y si esos cierres son temporales o permanentes —al mes de julio de 2021 había 37.5 % menos empresas pequeñas abiertas a nivel nacional respecto a enero de 2020, dos meses antes de que la pandemia golpeará a Estados Unidos—, el alcance total del daño aún está por verse.

Pese a las adversidades creadas por la pandemia, los nuevos estudios muestran que muchas PyMEs siguen sintiéndose optimistas acerca del futuro de sus empresas: los datos muestran que el 64 % considera que sus empresas saldrán más fortalecidas que antes. Parte de ese optimismo puede atribuirse a la rápida transformación digital que muchas organizaciones lograron llevar a cabo, lo que les permitió volverse más ágiles y eficientes. Una de esas eficiencias es la automatización. En una encuesta reciente conducida por Xerox, el 80 % de los directores de PyMEs afirmaron que automatizar las tareas y procesos empresariales fue crucial para su supervivencia durante el COVID-19.

Aprovechar el poder de la automatización

En pocas palabras, la automatización permite a las organizaciones operar de forma más eficiente y enfocar su atención en el trabajo que genera valor en vez de las tareas tediosas que consumen tiempo. Estos beneficios fueron invaluables para las PyMEs durante el punto álgido de los confinamientos por el COVID-19. Las organizaciones se vieron obligadas a acelerar sus planes de transformación digital, diseñados para implementarse a lo largo de varios años, a semanas o incluso días. Las herramientas destinadas específicamente para soportar los ambientes de trabajo a distancia necesitaban ser flexibles y económicas. Muchas encontraron la respuesta en las soluciones digitales como RPA (automatización robótica de procesos), que utiliza bots —rutinas de software sencillas que automatizan los procesos con acciones repetitivas— para optimizar los flujos de trabajo y acelerar los procesos manuales. Las miles de opciones de personalización de bots son atractivas para las PyMEs, ya que les permiten ampliar el recurso más valioso: el esfuerzo humano.

Por lo tanto, la automatización se convirtió en el principal antídoto contra las molestias operativas ocasionadas por la pandemia. De acuerdo con datos recientes, tres de cada cuatro directores de PyMEs observaron un mayor uso de las soluciones de flujo de trabajo que de sus soluciones prepandemia. Además, el 65 % ya actualizaron sus soluciones de flujo de trabajo y dos tercios tienen planes de actualizar sus herramientas de automatización. El impacto es casi inmediato y adquirirá cada vez más importancia a medida que las organizaciones continúen explorando el futuro del trabajo.

Mayor rentabilidad y crecimiento

Los ahorros de tiempo y dinero de la automatización son evidentes, pero también es importante lo que las PyMEs pueden hacer con ese tiempo. Si las tareas rutinarias se ponen en piloto automático, las PyMEs pueden enfocarse en expandir sus empresas. Consideremos, por ejemplo, un bufete de abogados o una compañía de asesoría legal que interactúa con los juzgados. Por lo general, estas compañías procesan miles de documentos legales críticos cada mes. Si automatizan los flujos de trabajo de procesamiento de documentos, dichas compañías pueden confiar en la puntualidad y precisión del RPA, así como liberar a sus empleados para que dediquen tiempo a las actividades que generan ingresos, como reunirse con clientes nuevos o aplicar con precisión las complejidades de la ley en comparación con el papeleo.

El optimismo y tenacidad constantes de las PyMEs es prueba de su fortaleza y experiencia conforme trabajan durante esta etapa de recuperación pospandemia. Gracias a la automatización, las PyMEs siguen mejorando sus empresas con tecnología avanzada que incrementan aún más su eficiencia y resiliencia. Me complace ver la evolución continua de las PyMEs en sus diferentes procesos de transformación digital, así como la manera en que la automatización ayudará a las organizaciones a innovar y mantenerse relevantes en nuestro mundo pospandemia.

Rich Artese es el gerente general de Servicios de TI de Xerox.

Artículos relacionados

Recibir Actualizaciones

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para ver cómo protegemos sus datos personales, consulte nuestra Política de privacidad.