Por Gustavo Abundis, Director para artes gráficas en Xerox Mexicana

A lo largo de mi vida he aprendido a apreciar desde dos ángulos distintos a las artes gráficas: uno analítico y otro analógico; todo desde mi punto de vista como diseñador industrial y creador de objetos.

Observar hasta los más pequeños detalles, ha sido el punto de partida para vincular mis grandes pasiones; la fotografía y el triatlón en mis estrategias de negocios dentro de la industria de las artes gráficas, con base en mi experiencia he encontrado semejanzas en actividades tan distintas.

¿De qué forma he encontrado la relación entre la fotografía, el triatlón y las artes gráficas?

La mejora constante de mis tiempos en un triatlón me hace reflexionar respecto de lo rápido que va cambiando la tecnología, en esta industria también tenemos que estar en mejora constante para estar al día y de ésta forma innovar y ofrecer mejores soluciones a nuestros clientes.

El sector de las artes gráficas representa retos en los que hay que integrar paciencia y disciplina para lograr plasmar nuestras ideas, estas características la he encontrado a través del deporte.

Cuando comparo el momento de prepararme para un triatlón, me doy cuenta que mi trabajo diario en Xerox es ser más que un proveedor, busco ser un coach que entrena y prepara a sus clientes para que puedan lograr sus metas y llegar a sus objetivos.

En cambio, la fotografía, me ha permitido desarrollar un ojo crítico y me ha enseñado a ser mucho más consciente de la importancia de apreciar el momento pues las cosas suceden solamente una vez y si no las capturamos y valoramos nos perdemos del instante.

En Xerox concebimos a las artes gráficas como una forma de expresión y de imprimir instantes y pensamientos a través de la transformación digital.

La transformación y la evolución son nuestros principales diferenciadores dentro del sector de las artes gráficas, sabemos que no somos los únicos que buscamos aportar algo a la industria, pero sí somos quienes lo hacemos de forma diferente, tomando en cuenta que la tecnología de impresión digital ha tenido cambios muy importantes en un lapso menor de 20 años.